tumnet

Un reciente fallo de la Corte Constitucional protege a los terceros de buena fe en los procesos de extinción de dominio. Considerando que estos procesos pueden durar muchos años y que son imprescriptibles, muchas personas que han comprado sus bienes de manera lícita y de buena fe, sin conocer la procedencia de los mismos y desconociendo si pertenecían o no a narcotraficantes, se han visto afectadas con los procesos de extinción de dominio. Sin embargo, este fallo de la Corte Constitucional permite que estas personas que han actuado bien y desconocen la historia de cada uno de los propietarios de los bienes (situación que por demás no están obligados a conocer) queden protegidos y no se vean afectados por dichos procesos. Esto implica una protección a la propiedad privada y es una invitación a la inversión en predios productivos tan importante para la reactivación de la economía por lo que este fallo llega en un muy buen momento. ¡Este es un gran avance en nuestro país!

Si su empresa está pasando por la misma situación, y necesita implementar estrategias de protección de sus marcas, escríbanos a tum@tumnet.com