¡La respuesta es sí! Así lo determinó la Delegada para la Propiedad Industrial, al afirmar que, si bien los signos comparados compartían nombres similares como “JULIET”, “JULIETTE” y “JULIETTA”, en realidad el signo “JULIET” solicitado por nuestra cliente BENOIT ESCANDE EDITIONS no presenta un riesgo de confusión y es diferenciable de los demás signos en cuanto contiene elementos adicionales, tanto nominativos como gráficos que lo diferencian, así como un diseño particular original.

Es así como nuestra cliente triunfó en la apelación y logró el registro y protección de su marca.

Si requiere asesoría para la debida protección de datos personales y sus activos intangibles, escríbanos a
tum@tumnet.com