La coexistencia de las libélulas

Mesa de trabajo 1 100F 1

Nuestro cliente ALCON INC., solicitó el registro de su marca DRAGONFLY para identificar aparatos de cirugía oftálmica. Sin embargo, la Autoridad Marcaria negó dicho registro argumentando que tenía similitud con la marca registrada DRAGONFLY, C7 que identifica catéteres usados en imágenes médicas. Sin embargo, logramos demostrar las diferencias médicas de cada producto y sus finalidades, y además se resaltó que la marca no fue renovada durante su periodo correspondiente. Así lo determinó la Delegada para la Propiedad Industrial, al afirmar que, en efecto la marca solicitada no presenta un riesgo de confusión ya que las marcas identifican distintos productos médicos y que el signo registrado no renovó su marca, por lo tanto se entiende como caducada.

Es así como nuestro cliente triunfó en la apelación y logró el registro y protección de su marca.

Contacte a Triana, Uribe & Michelsen:

Para la debida protección de datos personales y sus activos intangibles, escríbanos a tum@tumnet.com